10/3/05

Colonias en la red: Book-crossing

Del diario de navegación del Señor Libro:

Ayer estuvimos alojados por motivos técnicos en los hangares de la comunidad de Book-Crossers. Esto me dio tiempo a realizar un estudio más profundo sobre su población.

Es un hecho por todos conocido que en el espacio, la gente suele verse invadida por el tedio, y una de las mejores soluciones a este tedio son los libros. La comunidad de los Book Crossers era en sus inicios como cualquier otra colonia de navegantes, sin embargo pronto llegaría la chispa de la invención a sus colonos.

Ocurría que los libros eran algo ciertamente distraído pero a veces eso no bastaba. Las colecciones personales se terminaban enseguida de leer y los colonos se quedaban rápidamente sin estímulo intelectual. La compra de libros y las bibliotecas flotantes eran una ayuda inestimable para combatir el tedio, pero a uno de los colonos se le ocurrió otra idea igual de práctica y además muy divertida.

Este colono, se puso deacuerdo con otros habitantes e iniciaron un juego: colocaban un libro en la máquina de teletransporte y ejecutaban un direccionamiento aleatorio. De esta manera, el libro apareció en cualquier punto del universo que tuviera una terminal de este tipo. Dentro del libro había una escueta nota:

"Este libro te es transferido por el grupo de intercambio de datos. Una vez se halle en tu poder te sugerimos que hagas dos cosas: leelo y teletranspórtalo a cualquier rincón de la galaxia con la misma nota. El libro tiene un mecanismo de seguimiento incorporado con el único fin de monitorizar su viaje a través de los universos . Así mismo te agradeceremos que cojas algún libro de tu propiedad y lo sometas al mismo procedimiento."

Al poco tiempo de que el primer libro monitorizado surcara el espacio, se empezó a crear una vasta red de circulación de cultura e ideas que perdura hasta hoy. Los promotores de la idea pronto fueron apoyados por un increíble número de gente y todos se organizaron en su propia colonia auto gestionada, cuyo único objetivo en la actualidad es no parar de leer. Se les conoce como los Book-Crossers.

EL Book-Crossing es una actividad consistente en dejar un libro en un lugar aleatorio de una ciudad, pueblo o nave alienígena y posteriormente anunciar en la red el lugar donde se ha dejado. Se dice entonces que ese libo ha sido liberado. A continuación otra persona recoge el libro y da cuenta de su hallazgo en la red, lo lee y posteriormente lo deja en algún lugar de su preferencia para que otra persona lo encuentre y lo lea.

Teniendo en cuenta que en España hay cientos de Book-Crossers, junto a los que están operando en el resto del mundo, podemos asegurar que en este momento hay miles de libros viajeros escondidos por ahí.

¿Te gusta compartir la cultura? ¿Quieres hacer viajar algún libro? ¿Quieres ir a la caza de lectura? Pues entra en Book-Crossing Spain o en Book-Crossing.com Y libera tus libros o descubre si hay alguna sorpresa escondida por tu ciudad.

Y recuerda: No olvides las 3R

READ (Lee)
REGISTER (Regístralo)
RELEASE (Libéralo)

6 comentarios:

Jaio, joía espía dijo...

Muy graciosa la forma en que narrasel "bukcrosismo"

Volveré por aquí. Me gusta lo que escribes y cómo lo haces.

Yo también soy perdedora de libros, pero... ¡Sin que sirva de precedente!

Señor Libro dijo...

Sea usted bienvenida a la nave. Póngase comoda y disfrute del vuelo

Jaio, joía espía dijo...

Gracias por su visita. ¿También usted trata de usted a los navegantes? jejeje Me temo que esa pequeña "transgresión" indica una cierta edad...
Salud, cultura, anarquía y buenos alimentos tenga usted.

Señor Libro dijo...

El Señor Libro siempre trata de usted a sus pasajeros a no ser que le indiquen lo contrario, no esta relacionado con la edad creame, señorita :).

Feliz vuelo

Jaio, joía espía dijo...

A ver... de usted y de "señorita" juer, juer, juer... (y pretende que me crea que no está relacionado con la edad) jijijiji lo menos 35 tacos le echo.
Además...pone las tildes donde y como debe... ¡uf! acaba de subir un par de años... "se los juro" juas juas juas.

Salud.

Señor Libro dijo...

Las tildes van donde deben por la mayor gloria y gracia del corrector ortográfico mi querida tripulante ;)